Poema A La Ciudad De Guatemala (elegía) de Rafael Landívar

Viernes, febrero 14th, 2003



Poema A La Ciudad De Guatemala (elegía) de Rafael Landívar Te invitamos a disfrutar mas poemas de Rafael Landívar. Disfruta también de nuestros poemas de amor, de amistad , de familia, entre otros. Algunos de los nombres de otros poemas de este autor son: Pelea De Gallos, debajo podrás tener acceso a los mismos o acceder a toda la poesia de Rafael Landívar


Poema A La Ciudad De Guatemala (elegía) de Rafael Landívar

¡Oh salve, Patria para mí querida,
mi dulce hogar, oh salve Guatemala!
Tú el encanto y origen de mi vida.

¡Cuánto, tierra bendita, se regala
el ánimo evocando de tu suelo
las prendas todas, de natura gala!

Me acuerdo de tu clima y de tu cielo,
a tus fuentes me asomo, y se pasea
por tus henchidas calles ¡ay! mi anhelo.

En tus templos mi vista se recrea,
y a la sombra encontrarme de tus lares,
a ti volando el corazón desea.

A veces me parece los pinares
divisar de tus montes, y las frondas
que esmeraldas semejan a millares.

Ver por las mieses tus campiñas blondas,
campiñas en perenne primavera
a las que riegan cristalinas ondas.

Con frecuencia la imagen placentera
surge en mi mente, de tus muchos ríos
que huyendo van en rápida carrera

en torno de los márgenes sombríos;
o bien el interior de tus hogares
er me figuro lleno de atavíos.

Vuela después mi mente a otros lugares,
y sorprende jardines matizados
de Venus por las rosas singulares.

Mas a do se encaminan exaltados
mis pensamientos, cuando aún los tapices
de seda evoco en oro recamados,

y el purpúreo vellón…? Firmes raíces
el patrio amor en nuestras almas echa,
al refrescar memorias tan felices.

Memorias en que, al verse por la flecha
el infortunio herido, luego ufano
en ellas paz el ánimo cosecha.

Pero me engaño: que injuriosa mano
vino a agitar mi sosegada mente,
y mi ánimo a burlar ensueño vano.

¡Ay! la ciudad que ayer fuera esplendente
alcázar y del reino la señora,
admiración y pasmo de la gente;

¡de piedras un acervo es sólo ahora…!
casas, templos y calles…no le quedan;
y aún del monte a la cumbre protectora

no cabe por do ir, que se lo vedan
los edificios que en fatal ruina
de sus alturas hasta el polvo ruedan.

¡Todo cae…! Parece que fulmina
sus aligeros fuegos el tonante,
y con su roce todo lo extermina.

Mas ¿para qué deploro sollozante
tanta escena de muerte y tanto estrago?
¡Espectáculo nuevo ved delante…!

Ya del sepulcro surgen, y ya el vago
viento nuevas mansiones señorean
y airosos templos; sienten el halago

del céfiro las fuentes que ya ondean;
torna el pueblo a llenar el ?avenida?,
y alma quietud de cuantos lo desean.

Más que de Egipto el ave eclarecida
dichosa Guatemala, nuevamente
de sus cenizas propias saca vida.

¡Oh rediviva Madre! Alza la frente
en júbilo bañada; y ya al amparo
de otro nuevo desastre largamente,

puedas vivir. En tanto, yo el preclaro
triunfo que de la muerte has obtenido
celebraré en mis versos sin reparo,

y haré sea en los astros conocido.
Por fin, mi ronco plectro con intensa
Ternura te consagro; y sólo pido
Tenerte a ti, por premio y recompensa.





Mas poemas de Rafael Landívar


Poemas de Otros Autores


Mas Poetas Para Disfrutar

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario



Políticas de Privacidad