poemas vida obra andre cruchaga




Poema Tiempo Entero de Andre Cruchaga



??existe un tiempo para edificar
y otro para la vida y la generación,
y otro para que el aire rompa el vidrio desportillado
y sacuda las tablas donde corretea el ratón de campo
y el roído tapiz que exhibe su callado lema?.
T.S. Eliot

He visto lo que he vivido.
Sin límites.
El que cabalga:
Potro desbocado
En la lengua del mundo.

Tiempo vestido de carbón.

Azabache el futuro
Que se transparenta
En el escaparate de los meses.

Palabras volantes de hollín
Mas allá de los ríos que se
Avecinan
Más allá del niño que nace
Más allá del hombre
O la mujer que mueren.

Vivir vivir
Vivir vivir
Morir morir
Morir morir
Ojos fantasmas los ojos
Sombras ardiendo en la hoguera
Espejos llorando sus dudas
Y dientes masticando sus dientes
Sobre el insomnio
De la luna.

Tiempo entero. Rieles arrastrando
Sombras
Sueños
Zumos
Luces fatigadas
Pañuelos fríos azotados por el viento
Horas que no caben y corroen
En el hueco del cráneo
En la claridad que se desmiente
Con su oscuridad a cuestas.

Calla el tiempo. La espera
Se hace grande, oscura?

A veces se nos revela como un alfiler
En los labios.
Arde el frío del vejamen
Sin cara
Sin paz
Sin sueños?

Gime el tiempo, simplemente,
En nuestra muda desnudez:

En cada sorbo los huesos
Y el chaleco del humo
Que nos aspira lo humano?

Septiembre 2 de 2003



Poema Signos Del Arcano de Andre Cruchaga



Fierros líquidos que se diluyen
En ecos subterráneos
Para decir que allí
Nos reencontramos
Con el vestido de otra noche.

Ahora, desnudo y solo,
Pienso en los trenes?
En esos fugitivos durmientes
Que sorprenden
Por su risa esquelética
Y por su duro ser
De promesa incumplida.

Pienso en los trenes caducos
Y decrépitos; en los ojos
Convulsos que miran el mundo

Sin camino

Con las escamas
De un tiempo quemado
Por ese espejo frágil
De todos los días
Que nos atribula,
Hasta desvanecer la cristalería
Del pudor.

Nadie me vio entre las hojas
De antiguos mundos
Esa herida del presentimiento
Que lo hace a uno,
Como el suicida
Ver a través de tragaluces
Y barrotes.
Aun así tengo predilección
Por las distancias y los trenes:
La lejanía siempre tiene sabor
A mariposas
Y húmedo follaje.

3 de septiembre de 2003.



Poema Pienso En Mi Cuando Te Sueño de Andre Cruchaga



En ese horizonte hundido
Por la brisa del anhelo,
Y por la esperanza helada
Que te escucha, te sueño:
La conciencia desnuda,
Se dilata en confesiones,
Y el campo riega sus esencias
Con los suspiros del monte…
Ella me piensa cuando sueño
Con un quedo de ramas por subir:
Ella que es la memoria
Cuando pienso en las arboledas…
Ella, la fuerza natural
De la lluvia, el fuego y la tierra.



Poema Paseo Nocturno de Andre Cruchaga



Tal vez el mundo sea bello,
cuando el sol claro lo ilumina,
pero yo sé que hay hombres tristes
como la lluvia gris y fría.
Carlos Bousoño: La tristeza

Al final del día
Todo va quedando inerme
La noche está ahí como una calle
Intransitable:
Musgo sin espejos
Humus sin puertas
Pero verdad latente

A lo lejos
Luces
Gallos insomnes
Sombras de la ciudad el paisaje

Duele todo lo que se deja
Todo lo que perdemos de vida
Todo lo que nos gana la muerte

Bajo esos hilos de oscuridad
Hasta la luna tiene diademas
De indiferencia

Sobre los pensamientos
Duerme la soledad del mundo
Mientras los ojos se pierden
Sobre la superficie de las paredes

Al final del día
Hay imágenes irrestañables
Reflejos desvalidos
Una ciudad que calla
Cansancios
Nubes silenciosas
Plazas sin murmullos
O si a caso
Una canción perdida
En el hocico de los perros

¡Poco a poco se nos va el tiempo!

La memoria tirita frente a las hojas
Frío del escombro
Frente al miedo de las calles solas
Y las puertas cerradas

Detrás de la noche nosotros
Perceptibles por el aliento
Detrás de la noche el fuego
Que se torna en ceniza
Detrás de las ventanas
La lluvia cayendo en armarios
Detrás de la noche
Un fondo ciego
Donde las palabras duermen en los labios
Detrás de la noche
El silencio profundo de las palabras
Que cae agonizante
Como el desgarre de los sueños?



Poema Oración de Andre Cruchaga



Perdón por los insectos

y los pájaros que mueren

la hojarasca

la luna en el estío

el crepúsculo colgado de las ramas

los niños barriga de lombrices

plagicidas en las burbujas de los féretros

perdón por los platos que no almuerzan

tuzas en las camas masticando la piel

fososíntesis de mora

en el taburete

alfiler del hambre los pechos que ya no viven

perdón

perdón

perdón

perdón

perdón don condón tentación

perdón fornicación

introvertido vértigo de advenimiento

perdón por la risa perdida

por el espejo que transcurre

apuñalado en la garganta

perdón por los célibes que se toman otro mundo

perdón por este mundo

que crece grotescamente en números

perdón por la calidez del insomnio

el terror y el lento fuego de la miseria

perdón por las palabras

por el diccionario que reverbera de fósiles

perdón por el bosteza de cansado reloj

por los ojos bizcos que miran de soslayo

por los senos que se ausentan como trenes

por esos después ya no vírgenes

por el que gime sin sábanas en el alma

por la noche que extiende su oscuridad como embudo

por los rostros y los cuerpos que beben la neblina

por el demonio que se posesiona

en espiral hasta llegar a la tristeza

por las telarañas que ciegan las ventanas

por el que escupe cuando sale a la calle

perdón por los amuletos de la buena suerte

que abrigan esperanzas

por el que duerme como póstuma estatua

por el rojo del guiño y las rocolas

perdón por mis zapatos sin afeites

perdón por aspirar tanto espejismo

perdón por mis pies que no saben de botiques

perdón por este sueño que llama a Heráclito

perdón

perdón

perdón



Poema Nube De Invierno de Andre Cruchaga



En las nubes de invierno,
El cielo se oscurece,
Mi libertad se hunde:
La ilusión es velo.
Siempre estoy desnudo:
La lluvia dilata
Esperanza y fuego…
¡Ah, nube de invierno
que cubre la memoria
con gotas de imprenta!
¡Ah, valiente nube:
arcilla del poema:
y todos los pronombre!



Poema No Hay Olvido de Andre Cruchaga



No existe olvido si hay memoria.
No existe pasado si eres mi presente.
El tiempo emerge del pecho
Y allí nos ahogamos en su sueño.
Vivimos para descorrer las flechas
De la vida, no para hundirnos
En las aguas de su bruma.
Vivimos, sí, como pájaros cautivos.
Vivimos, siempre, esperando
Una caricia y una ola de alegría.



Poema Los Pájaros Trabajan de Andre Cruchaga



1
Los pájaros trabajan
en el oficio de urdir el vuelo
el viento en indagar
sus palabras

¡Qué manera de viajar sin voz!

Haciendo que el césped
Se convierta en espejos
Y el tiempo en Nilo de papeles.
16032002

2
Me gustan los trenes
Que llevan dormida la ceniza
Del origen

Los que van y van y van
Cruzando la mar de los rieles
Con la memoria de las pequeñas ciudades

Los que se pierden
En su propia distancia
En la barca de los sueños:
Casa que inventé
Sin la consigna de verdadero y falso
Pero que es ráfaga
En el asma de la libertad
Pero que es Pegaso
En el loco remolino de la niñez.
16032002

3
Para mi memoria
Escribo sobre las aguas
Los siglos de los siglos
El vuelo de las aves
Moviendo sus alas
Como un calendario
Colmado de balcones
Es la espuma dispersa en el viento
La que llega corrosiva
Y se posa mojada
Por el gris de las pupilas.

4
Entre la hojarasca
El verano cuelga sus palabras
Por la memoria transitan
Ventanas y caballos
Jinetes en la sombra de la luz
Historias de trenes sin palabras
Entre la lentitud de la nostalgia
Barcos perezosos como hojas que caen
Vidrios empañados por la humedad del suspiro

Van vienen
Buscan un lugar
Entre nosotros:

Las manos de la luz
Para que deshagan las redes
Y la memoria inverne
En los platos del alma.
17032002

5
Junto al jabalí
El combate del insomnio
El bosque de la infancia
Quemando su incienso:
Espejo y espejismo
Como viento que despeina…

Nostalgia de un cazador
Viendo el arco iris entre la lluvia
Y el aletear de porcelana
Del agua

Veo a través de sus espejos
Surgir las palabras del zodíaco
Y los secretos brazos de los pájaros
Como esos huevos
Del gusano que transforma su abismo.
23032002

6

Llegar ya a ninguna parte
Es mi meta. Lo mismo da Itaca
El ayer o el exilio

No se qué nombre tienen las ausencias

Los recuerdos de las sombras a la intemperie

Los caminos que me llevan
A hojarascas de desvelos

Viví una vida oyendo nombres rotos
Palabras en la arena de la vida
Voces sordas sobre el césped

Por eso como mendigo
Sigo en las hormigas del silencio
Esquivando la caligrafía de la memoria.
23032002

7
Atisban las ventanas…

También el patio de los muertos:

Caballo de nubes
Los espectros que sueñan
Su duda de alientos
Pupilas que diluyen las calles
Acaso espesas sombras
Desesperadamente volando
En el aguacero vagabundo del vuelo
Vuelo que me evade
Parábola inestable
Oquedad de vacío que asfixia
Destino que me lleva adherido
A su misterio de ceniza.
23032002

8
?Rota en mi ternura, presa de mi sed?
Paul Eluard

Tú puedes olvidarlo todo
Mientras yo aprisiono los recuerdos

Tú puedes deshacer las palabras
Yo las recojo como agua en el suspiro

Tú puedes buscar otro sendero
Yo permanezco en el rocío de tus labios

Tú puedes olvidar mi pecho
Yo tirar siempre mis ojos en las mariposas del tuyo.

Tú puedes llamar otras palabras otros nombres
Yo sigo con las mías resumiendo el silencio

Tú puedes buscar tantos pretextos
Yo me quedo perdido en tu imagen
En el beso pronunciado
Que empuja el viento
Tú puedes encender otros pájaros

Yo elevarme en su vuelo
Subvertir los cielos aunque caiga

En la cascada del abismo

Tú puedes en fin ver otras ventanas

No importa

Yo estaré con paciencia abierto a la misma
Como buscando esa luz poderosa de tu alma.

9
Una palabra puede acortarnos la vida:
La palabra abismo del no

Otro nombre

El abismo mismo

Una mirada sin la imagen del paisaje
la locura de estar sin brújula
el árbol de la tristeza
con su paraguas de invierno

una sola palabra
puede ser la despedida

un parpadeo
el hecho de resumir el viento
o alargar esa estela de sonidos
que dejan los ferrocarriles sobre los rieles

una sola palabra puede darnos tiempo
y cambiar los hilos del destino:

el alfabeto rescatando nuestros sueños.
24032002

10
En ti la forma completa El confín
Vida de andar Agua en el trueno
Respirando el sendero

Silencio en ti pensado Mi memoria

Luminoso cielo en mis ojos Pájaro verde:

Forma que respira el espejo

Silencio corporal Revelado río
Sobre el césped de los sueños

Completa es la lectura que hago:
Dibujo sin embargo la arena de la voz
En esta sensación del aliento que transcurre

La voz se quiebra…

Ahora se que las distancias son duras
Y que la perpetuidad sólo es una proclama
Para lamer el bosque del instante.
24032002



Poema Lázaro de Andre Cruchaga



Venía ya con el ataúd

de la muerte

con el ojo que presiente

el hollín de los fantasmas

dejó caer su boca seca

su diálogo con el soplo del silencio

descendió por los huesos el umbral del fuego

la lámpara febril del viaje

y olvidado de la sed

la agonía de uñas largas

fue creciendo hasta caer en el vacío

había otras almas con sus bocas mudas

había noches quitando tejas de las veredas

había cánticos rodando como sacos de harina

había gritos tiritando en el suelo

había una luz palpitando

a los oídos de alguien que dijo

levántate y vete

sal

sal de aquí antes que el hambre

o alguien te ponga un cuchillo en el cuello

y el hombre caminó

para vivir otros calvarios



Poema La Noche de Andre Cruchaga



Ni una luz. Todo oscuro:
El cuerpo en su cárcel
Parece un nudo sepulcral.
A veces la realidad es triste:
Tormentas devastan su interior.
En la tierra se deshace la lluvia:

Su misterio golpea
Lentamente como el deslumbramiento.



« Página anterior | Página siguiente »


Políticas de Privacidad