poemas vida obra marlon meza teni




Poema Lo Nueva Que Te Ves Sin Mí de Marlon Meza Teni



Qué mal me hace quedar tu recuerdo
cuando lo saco de parranda
con tal de tener compañía

yo le aconsejo echarse un trago e ir por ahí,
dejarme en paz, pero ¿sabes qué contesta?
…Nada.
Me pone cara de adiestrado,
me mueve la cola y ni modo
yo le acarició la tristeza

Qué mal acostumbrado me lo has dado
Créemelo, no se puede estar tranquilo
por ningún lado.

Se olvida que es recuerdo, no conciencia…

De poker no sabe nada.
Hipócrita me incita al vicio de las comparaciones
aunque yo endulzo los vistazos sin hacerle caso

Recuerdo sátiro. Seguro le enseñaste a escudriñar
para saber algo de mí, pero eso sí, y te lo tengo que contar
porque es tu recuerdo el que me sostiene con fuerza
cuando por necio me visto de fragilidades quejumbrosas,

pero que cruel se pone a veces tu recuerdo,
y que mal me hace quedar entre contrariedades
y las doctrinas de no eludir

¿…nos jugamos una partida?, le pregunto…

Si quieres perder las pocas cosas
que de ella te quedan, me contesta

Te lo juro… es deprimente tu recuerdo
porque lleva mi equipaje con olor a tí ;
a intento, a puerta cerrada, a óxido marino

No? no es cuestión de conciencia
porque esos escotes por donde me fugo
son sólo prendas femeninas y fetichismos
que juntos nos gozamos.

Cómo se hace para malacostumbrar así
a un recuerdo.

Dímelo, para saber si le pongo corbata,
collar, o soga antes de sacarlo.
Si lo ahogo, lo emborracho
o lo acribillo antes de engañarlo.

Existe sin embargo entre tu recuerdo y yo
un sentimiento secreto que con el amor propio
algo tendrá que ver,

y por lo que seguramente nunca seremos,
por lo que apenas sentimos, y por ese futuro tuyo
que siempre quise nuestro y que ahora nos separa.

…ambigüedades del esfuerzo
que nos hacen ir aquí y allá,
dejándonos el gusto pequeño de la felicidad
diluido en las venas y en un tintero.

Recuerdo adiestrado, vámonos a casa
sabueso fiel mueve la cola
mientras olfatea los capítulos
de mi añeja vida a tu lado

mientras tú quizás vas de viaje
con tus necedades por el brazo

Y es que tu recuerdo me adormece
con la prosa de nuestros errores
tan repletos de inevitables frustraciones

hablamos de la ruta, desgraciadamente puta
no por lo que tiene sino por el orden sorpresivo
con que nos lo ofrece

simpática, dolorosa, prometedora
encaprichada en hacernos sufrir y llorar
sin pedirnos cuentas ni darnos una sóla explicación

…Eso me hace tu recuerdo
cómplice de una que otra desgracia adicional
aunque andemos de parranda me arruina las veladas
y las fiestas que prometen un bálsamo de olvido

y cuando estamos afuera, por fin y de nuevo solos,
regresa repentinamente a repartir mis últimos tabacos
para que de carne al menos no me muera,
y ya sobre la acera me repite:
…no ibas a arriesgarte a cambiar
un pasado tan ancho por un pobre futuro

¡Vaya recuerdo!……si bien no lo olvido

A vos en cambio
que bien te va la soledad que te he dejado,
parece que las dos anduvieran de fiesta

La soledad causada es alegre y discreta,
y calladita la boca te abre el mundo,
se asoma por encima de tus hombros
cuando estás frente al espejo, sonríe complice
mientras escoje tus mejores prendas…

Te viste y te desviste
hasta que quedas coqueta y nueva.
Te cambia pintalabios y peinados
y le sube el ruedo a tu falda

Soledad futurista
para nada me menciona…

te hace de las dudas un remedio ;
convierte tus manos en instrumentos
tu cuerpo en materia viva y en pinceles
cuando te descubres bajo el agua
cuando te retuerces entre sueños.

Primaveral la soledad que te he dejado…
te dobla las pestañas y te cambia las miradas
y ya no puede pasarse de tí
mientras tú crees que no existe.

Te acaricia los cabellos cuando duermes
y te espanta los augurios para llevarte
por lo bello de las malas compañías

Te ha rejuvenecido…
Lo nueva que te ves sin mí

Parece ser que estás muy bien acompañada
cuando con mi soledad te vas de fiesta…

Pero mi soledad no tiene
nada que ver con tu recuerdo

Devuélveme a mi soledad traidora
que aquí está domesticado tu recuerdo.

Te lo juro, no me deja ni llorarte en paz.

Si doy una vuelta me ladra para salir conmigo
y yo me resigno afirmándole
lo bueno que es seguir viviendo
y lo bueno que es seguir soñando,
soñando que quizás mañana vuelvas
o que quizás me pidas
que mañana te despierte.



Poema Viajes (v) (de Ángeles Callejeros) de Marlon Meza Teni



Uno de los trabajos más difíciles para un ángel
es aprender a volar en el sueño de un moribundo.

***

Aquél ángel volaba lento
con las alas empapadas de sangre
y el llanto de una ciudad bombardeada.

***

Hay un rincón del sueño en donde mi recuerdo ha guardado
un pedazo del mediterráneo. Allí, sirenas y delfines juegan entre espacios de ángeles y mar azul. Es fácil verlos y sentirlos en el letargo
de mi almohada, pero no hay que padecer de estrellas del ocaso ni de barcos en la alborada.

***

El trabajo es miserable, decía uno.
Hay ángeles que de ida reemplazan a una cigüeña y de vuelta son buitres vasallos vestidos de muerte.

***

Los ángeles son los delfines del cielo.

***

Cuando descubrió que la religión era una mala pieza de teatro
aquél ángel vendió las alas para poderse pagar
una entrada que al final de la parodia
le dejara una salida.

El ángel verde de la montaña emigra
porque su vuelo no esta hecho a prueba de otoño.

***

Sobre la ciudad de los deseos
el ángel volaba más alto
para no ser aspirado por los bostezos de la niña
que siempre lo metía en un sueño de nidos, tijeras y jaula.

***

Aburrido, el ángel le diría que soltara la cola del cometa
porque a cambio le daría una pluma
para volar como el poeta.

***

Al llegar la noche
el niño se aferró a sus alas
para no caerse nunca más
de la cama.

***

Cría cuervos y te espantarán los ángeles

***

Murió sin querer enseñarme el secreto del viento
y yo me hice una almohada con sus alas
para soñar bien lo que siento
y caminar mejor lo que no vuelo.

***

Por muy buena que fuera
yo ya sabía que aquella ángel
sólo me llenaría de
lágrimas y tinta
el corazón.



Poema Suburbios De Metal de Marlon Meza Teni



Qué haré con los árboles
asediados por el fierro

La ciudad tiene venas de albañal
y luces de sol sin cielo

Qué haré con mi tiempo azul
y el olor de un poema
con los sueños sin arrugas
y el amor de las sábanas sin lavar

La ciuad tiene venas
y sangre de aguarrás

Qué haré
del paisaje de tu cuerpo
de las sombras blancas de la noche
de las tristezas de mi piano
de los árboles que invento

Ciudad reflejos de metal
entrañas cavernas cloacas

Qué haré con el mar del próximo verano
Qué haré con los pájaros de mi tintero
Qué haré del aguanieve
Que haré del aguamiel

Que haré con el ángel encerrado
y de los verdes que no encuentran lugar.



Poema Séquito de Marlon Meza Teni



Somos un recipiente de comparsa
comitiva, venenos, inseguridades,
posesiones, recorridos, tradiciones,
traiciones y todos tenemos:

Un carnicero que nos tijeretea
el largo ombligo que nos une al
egoismo de la vida

Un olor a tabaco al que llamamos padre

Una maestra que dicen nos adiestra

Un perro que nos ladra y se nos presta

Un oficial que nos apunta de por vida
y un ángel guardian que lo disuade

Un político que agranda nuestras ignorancias
y un espejo empachado de arrogancias

Un negro, un indio a quien odiar
y un gringo que nos menosprecia igual

tenemos
un niño para ver en el reflejo de sus ojos a nuestra vejez
y un viejo para lamentar que el tiempo no vuela al revés

dioses funcionarios que archivan nuestras oraciones
admirando con el tiempo nuestras destrucciones
tenemos
a un pobre que nos vuelve ricos
y a un rico que no suelta un perico

un comerciante que madruga sus recados
y una iglesia que nos compra y vende los pecados

un idiota que aplaude nuestras excentricidades
mientras que un espejo nos ahorra las desigualdades

tenemos
a un desamparado que ve en nosotros a un profeta
sin las suciedades de consumo que nos comprometan

un reflejo póstumo en algún lago
y un mar al que ensuciamos con nuestra mirada

Un ciego que nos hace ver el mundo
y otro que nos lleva de la mano

tenemos
muchos seres para enterrar
y pocos hombros para ser llevados

muchos seres para odiar
y pocos para ser amados

tenemos viceversas
y siempre vamos para un mismo lado

médicos para morirnos cada hueso un día más
y media humanidad soñando con la paz

animales indefensos para exorcisar las cobardías
traficantes de egoismos inaugurando cofradías
un loro que nos remeda
un hijo que nos iguala
un cura que nos absuelve
un amante que nos ignora

panaderos sudando sobre nuestro pan
y justas religiones para odiar a un musulmán

herreros para soldarnos cárceles
desamparados para llenar hoteles

una vaca para pasarla a tabla
aunque mamando hayamos aprendido de ella el habla

una televisión con ideas cancerígenas
una radio depresiva

un tocadiscos donde se parqueó la moda
y algunas revistas viejas con raíces

Un jefe que nos ordeña

Un estado que nos ofende

Un ministro de descaros
y semáforos sin colores

dentistas para asesinar el habla
y mecánicos para enfermarnos el andar

asaltantes que nos roban con modales
y otros que nos pegan sin robar

un artista que adivina en nosotros a una obra de arte
y un pariente que quisiera que estuvieramos en marte

Abogados vaqueros buscando errores
para disculpar delitos en el nombre de la ley

Jueces con sotana
que condenan si les dá la gana

casualmente
una mujer nos sonríe ahí en la esquina
y la mano de una niña se nos tiende
herida en un supermercado de morfina

pero no dejamos de tener también:

un auto para demostrar nuestro valor social
y gobiernos para proteger al criminal

democracias agarradas por el cuello
que sin gracia han regalado hasta el resuello

Gentes que protestan sin criterios
heroes que dan prestigio a un cementerio

Tenemos un enmascarado de moda que comercia con sus dueños
y a veces muchos sueños que seguido alguien nos poda

dictadores de mala muerte
sudando salud, oprobio y hasta demasiada suerte

Militares que quisieran sindicatos
para cobrar la causa de los malos tratos

Tenemos la esperanza de fortunas
extraviadas en algún lugar

el instinto del Tener
y la cobardía del no Ser

tenemos
una mujer a la que ofendemos
y una mujer que nos adora

una mujer que nos espera
y otra que nos ignora

existe una mujer
a la que no conoceremos
porque de seguro
no querría ni que la soñemos

Tenemos
un reloj
y una brújula
llena de viajes

todo un planeta para vivir
soñando que iremos a la luna
y sin embargo solo tenemos de cuna
un par de metros
para morir.



Poema La Tinta Del Blues de Marlon Meza Teni



Me basta acariciar la dentadura del piano para escuchar el grito de marfil que una manada de elefantes salvajes, acorralados en algún lugar de África, pudo refugiar de forma mítica entre el soplo de los ébanos del bosque?Lo sé, y cuando a mi vez escapo de mis sombras interiores, conjugo los silencios y los colores de la voz con una tristeza de lujo y charol, y me basta la noche y el humo de un whisky ajeno para poner falanges y metacarpos sobre la eufonía de la naturaleza? ?y quedar libre de calles?
y dormir con las manos manchadas de blues.

***

El ángel de la guarda del prostíbulo moría encerrado en la cómoda a la que acudíamos de niños para interrogarlo acerca del beso? Lo habían enviado como vigía de los tropiezos de una mujer que vendía primavera y estaciones como rutina laboral ; pero sin saber con quién, ella encontró un aleatorio viaje de ilusiones, para el cual su ángel no había recibido instrucciones.



Poema Intérprete De Intenciones de Marlon Meza Teni



Voy a beberme un trago de tu aliento
cuarteado con un beso de mar y tinta de barril añejo

voy a saldar mis cuentas desgranando pesadillas
para poder sembrar algunos sueños

entre rocas de mares
entre bocas de amores
yo sé que tu voz es un tibio refugio
de arenas y desiertos de océano
sin las horas en las que el amor
me enciende una vela para mi último desvelo

sé, que los días en que no te duermes
ni despiertas junto a mí,
son los días en que me atraganto
con la noches enmoheciendo almohadas
mientras vuelves a aquellos lugares
a donde ya no llego

voy a beberme un trago de tu aliento
cuarteado con un beso de mar y tinta de barril añejo

entre rocas de mares
entre bocas de amores
yo sigo anclado
sin tus besos
de tempestad
y brisa



Poema I (de Ángeles Callejeros) de Marlon Meza Teni



Cuando la vi llegar
no pude creer que se trataba
de una simple causa
ni tan sólo pensar que vendría
o que estaría de frente
con la intención de cruzarnos
y nada más.

Cuando la ví llegar
se acercaba como algo parecido a un cruce
de vientos y caminos siempre bifurcados

me puse frente a ella
aunque hasta hoy
no sé si fue ella quien lo hizo
….
si es ella quien no me deja pasar
o si yo me empeño en no dejarla huir

Cuando la ví llegar
todos los caminos empezaron
a soplar viento para un mismo lado

y no sé si la ví llegar o si ya estaba
ni si los caminos inventaron
nuevos sentidos alrededor de nosotros

nosotros, que siempre hemos estado
en el mismo lugar
esperándonos
juntos
y sin darnos cuenta.



Poema Dejares de Marlon Meza Teni



Deja los humores extraños del amor en paz
porque con ellos yo me entiendo

Deja la memoria de mis plazos
en la jarra que escondió al recelo

Déjame lo inviable y quédate conmigo
junto a mis retrasos endebles

Déjame encontrar tu beso disidente
Deja convivir en mí, los gestos del mohín y del tropiezo

Dame un anticipo para tu demora

Déjame el afán esporádico del llanto
y tus recónditos espasmos de alegría

Deja que convoque lo que desdeño de tí
Deja que tu sentimiento agreste duerma a mi lado
Dame la fracción espontánea de un deseo

Déjame los arrebatos del dolor y el daño
que con ellos yo me arreglo

Borra mis atuendos sombríos
Déjame recolectar colores cuando has anochecido

Déjame completas las palabras indolentes
Déjame jugar con un poco de tu amor entre retazos
Déjame sobrio y moderado
pero no me dejes eludir a la tristeza
si te ausentas y decides que yo no voy contigo.



Poema Carnavales Para El Equívoco de Marlon Meza Teni



La otra noche,
torpemente dejé caer mis somníferos
al abrir el frasco. Traté de recuperarlos uno por uno
pero al despertar me dí cuenta de haber olvidado el que
fingiendo una semilla fue a esconderse en la humedad
de una maceta que aceptaba la vida normal
de una planta sin problemas.

***

La palabra diccionario
adentro de un Dicccionario
es el ego de este disfrazado de minúscula.

***

Siempre he preferido
la inevitable ley de gravedad
de los ángeles caídos,
a la ilusión de los dudosos peldaños
que conducen al cielo.

***

El vagabundo pobre del barrio
logró bajar una nube para ponerla de almohada
pero sus sueños amanecían demasiado húmedos
y no tenía sol para secarlos.

***

Ayer,
de tanto confundir mi lengua entre la suya
una mujer me ha dicho que tenemos besos babilónicos
con torres condenadas a querer tocar
la bóveda celeste.

***

No puedo,
ni me gusta dormir con la ventana abierta,
porque se meten las brujas a robarme las manzanas
de los árboles que sueño ; le dan escobazos a mis pesadillas y se pelean con mis ogros. A éstos los tengo encadenados, la lucha no es leal y al final? no son tan villanos.

***

Me desperté enredado entre tus labios
pero eran sólo mis palabras
y preferí cerrar los ojos
hasta que amanecieras.



Poema Acuarelas Y Lunares de Marlon Meza Teni



Cuando el sordomudo llora
es porque ha escuchado un sonido por dentro

***

La culpa que llevaba era tan densa
que su sombra dejaba manchas
y formaba eclipses por todas partes.

***

Tengo su amor refugiado en un paño de recuerdos,
y al sufrimiento atado con un fino hilo de cicatrices.

***

No eran realidades eternas con la grandeza que se les atribuía,
sino los mismos dioses con la bajeza que no se les reconocía.

***

El eco del amor es el recuerdo.
Donde el eco del amor se pierde, nace el olvido.





Políticas de Privacidad