poemas vida obra margarita carrera




Poema El Niño de Margarita Carrera



A pedazos van cayendo
los terrones angustiados
del tiempo.

Afuera: el niño.
El pantalón roto
y el verdor pestilente.

Pájaros negros
-despiadados-
siguen su vuelo.

Él está solo
sin un ángel y sin un sueño.
Impasible. Inmóvil.
Sus ojos en la lejanía
miden su hambre.

A lo lejos: esplendor
cohetes a la luna
astronautas.
Siglo veinte.

Pero él
-solo-
Con el tiempo
a sus pies
cual perro dormido.



Poema Como Alguien Desesperadamente Solo de Margarita Carrera



Como alguien
desesperadamente solo
sentado en el banco
de una plaza.

Como quien se ha detenido
en su indivisible susto
perseguido de ángeles
y demonios.

Así
el poeta
llora
y habla con Dios
como un maniático
y le cuenta
de la sangre
y del alba.

Habla con los sordos
en su lenguaje mudo
y con las ratas miserables
de la ciudad ensangrentada.



Poema Canto A La Escoba de Margarita Carrera



Me gusta la escoba
en la soledad de mis manos
en su silencioso barrer de muerte
en su ocultarse
-cual niña solitaria-
tras la puerta dormida.

Sí.
Me gusta la escoba
en canto de limpieza
por su pelo entretejido
su cuerpo de espiga
y porque, loca,
va siempre
patas arriba.



« Página anterior


Políticas de Privacidad