poemas vida obra lauren mendinueta




Poema Variaciones de Lauren Mendinueta



Para la sombra de Octavio Paz

El cuchillo que rasga la luz
La silueta sobre el papel
El rastro terco
Que jamás se aleja de la indecisa forma
La presencia infinita
Que es también la nada
En el camino
La mejor parte de un árbol
El encanto del íntimo rincón
La red que se teje al otro lado de las cosas
Y en cuya presencia reconocemos
Existen
La escultura desprendida del cuerpo
Voluble y dócil
La noche despojada de sus luceros
La marca inconstante en el reloj de sol
Los últimos ojos de Borges
Y su primera visión del paraíso
La segunda opción para un hombre
Que inicia la vida
Y sólo tiene una alternativa
Ante los otros



Poema Respuestas De Napoleón de Lauren Mendinueta



(Dadas a un terlocutor anónimo, después de la
batalla de Austrlitz)

¿Regresa la tranquilidad al lecho de los reyes después
de la batalla?
Las muertes colectivas devuelven la calma
A las histerias individuales
¿Mueve a tu sangre la venganza enemiga?
Las guerras entre los hombres son cada vez mayores
Mas nunca alcanzarán a derribar el mundo
¿Serás recordado por tu crueldad?
Para los biógrafos
Un hombre no es benéfico a la humanidad
Si al tiempo no es enteramente maligno
¿Sin duda pocos alcanzarán la gloria?
Dos maneras hay de sobrevivir al tiempo
La primera deslumbrar
La segunda ponerse en boca de las multitudes
¿Te inquieta el pasado?
Francia me ha confiado su porvenir
Sólo los ignorantes me acusan
¿Deseas tomar vino?
Vino y mujeres
Para sublimar el infame cuerpo
¿Se debe prohibir el sexo en la guerra?
En cuanto al sexo
Hay sólo una prohibición
Aquello que no nos apetece



Poema Postal de Lauren Mendinueta



(Enviada por Franz Kafka a Felice Bauer, desde
el sanatorio naturista de Jugborn, Noviembre 1 de 1912)

El aire tiene aquí
Ese olor que tú conoces.
Un olor distinto a mí
Fuerte
Como bálsamo de bestia.
Este es el lugar
Yo estoy aquí
Y lo soporto oscuramente.
Las horas se derriten
Mirando tu fotografía.
Circula tu imagen
Golpeando en la cabeza
Con su nota sorda.
Aquí igual que siempre
Reniego de la apariencia.
Hay una verdad en este lugar
intuida
Y sostenida por mi cuerpo:
Cuando está cerca el amor
La vida huye.

(Del libro inédito: Autobiografía Ampliada)



Poema Poema Póstumo de Lauren Mendinueta



El libro que estoy escribiendo
Es una tumba anticipada.
Si hiciera una lista de aquello
Que no me queda
Sería esta:
NO ME QUEDA CUERPO.
Tal vez escribir un poema fue lo mejor
Aunque la poesía no sirve de nada.
A veces creí
Estar fuera de la historia
¡Maldita ilusión
Para escapar de un tiempo cruel!
Pude ser silenciosa como los otros
Pero no pude olvidar el sonido de las letras.
Sé que un poema
No justificará mi elección
Y que la muerte no puede vencer a la historia.
Entonces
¿por qué le temo a este libro?

(Del libro inédito: Autobiografía Ampliada)



Poema Poema De Amor de Lauren Mendinueta



Para Jorge Luis Borges

Me pesan
El bullicio y la injusticia
La marea turbia
Y el olor de un atardecer marino
Que no he de presenciar
Las largas despedidas
Y los encuentros fugaces
Algunas palabras
Y los silencios forzados por la distancia
La noche despoblada de ti
Que avanza indiferente
Hacia el abismo del día
Las letras que componen tu nombre
Inmensa pieza del universo que todo lo encierra
La cifra que define tu número
El género que marca tu cuerpo
El tiempo indefinido de tu existencia.



Poema Poema Auto-referencial de Lauren Mendinueta



La que sin ser yo
No es otra
La de tirantes dedos para acariciar
El espino
Escribe
Pocos años Pocas horas
No menos de mil
No más de mil
Recoge
La herida de la tierra amarga
Para protegerse
De la orgullosa espesura
Sostenida por siete pájaros azules
Su soledad
No derrama pájaros
Árboles con amplias miradas
Antigua huella de adioses
Guardaron para ella la señal
Y las flores
Grandes triunfadoras
Le cortaron es suspiro inocente
Joven aún
No la conozco
Ella y yo
Dos manos de trazo libre
Para esquivar la espera
Dos pies en forma de pies
Para marchar al combate
Dos ojos
Que siempre miran recuerdos
Diosa y mujer
Nosotras



Poema Paseo Nocturno de Lauren Mendinueta



La noche
derramándose a mis espaldas.
La ciudad no calla
y aunque el silencio es urgente
todos sus gritos están bien.
Nada importa
la pareja es distancia
duplicada en todo caso.
Fragilidad humana inminente
me niego a apreciar las flores de papel
mientras camino.
El ruido alcanza la desesperación.
No tengo los pies sobre un autobús.
Los olores de otros no me acosan.
El sudor de otros
no me cuenta la historia de hoy.
El autobús no frena
No existe.
Sin embargo
me siento apretujada
entre muchos.



Poema Página Del Diario De Constantino Xi de Lauren Mendinueta



(Constantinopla, Mayo 29 de 1453)

Bandera de carne a la altura de los buitres.
No he querido arrancar la guerra o
Marchitar el grito desgarrado de un pueblo
Que bulle confuso.
Escucho el canto que se escapa
De los calabozos
Y reconozco en él
El objeto más concreto de la lucha.
Siempre
Un altar infranqueable sobre el Egeo
Reclama sangre.
¡Venganza!
¡Muerte!
¡Expulsión!
¡Oh desolado!
Hay un foso destructor
En el revés
De las palabras.



Poema Página De Un Cuaderno De Notas de Lauren Mendinueta



Todo se nos escapa
No podemos retenernos a nosotros mismos.
Cada segundo pasado
Nos hace un poco más mortales.
Tal vez con suerte
Nos conserven otros.
En la memoria
No se pudren los muertos.
El espíritu
No existirá o dejará de existir
Aunque creamos en él.
Sensato sería construir
Nuestra habitación
Al margen del tiempo.
Repoblar el pasado:
La tarea inútil del hombre.

(Del libro inédito:Autobiografía Ampliada)



Poema Nueva York, Abril 14 De 1977 de Lauren Mendinueta



(Página del diario de Adrianne Rich)

Primavera
Rutina de los años.
Un día más contra la pared.
¿Puedo interrumpir este suicidio indefinido?
Escribo
Una pequeña boca
Desea mis pezones.
¿Cómo sobrevivir a una pequeña aún más joven
Sobre el viejo mundo
Alimentándola de muerte?
Temo no existir ahora.
Ojalá me aguante la vida
Lo necesario
Para no dejar
El lápiz seco
Y el cerebro abrumado de frutos.
La pequeña
Tira de una cuerda y pende de las ganas.
El mundo es angosto
Esa es mi elección.
Acostada
El hielo me traspasa.
Abro los ojos
Ya te has ido.
Te he liberado de un golpe.
El alma se me desmigaja.
Preferí nacer.



Página siguiente »


Políticas de Privacidad