poemas vida obra fernando pessoa




Poema Consejo de Fernando Pessoa



Cerca con grandes muros aquél que te sueñas.
Después, donde es visible el jardín
a través del portón de reja adecuada,
pon las flores que sean las más risueñas,
para que te conozcan sólo así.
Donde nadie lo vea no pongas nada.

Haz macizos como los que otros tienen,
donde las miradas puedan entrever
tu jardín tal como se lo vas a mostrar.
Pero donde es tuyo, y nunca lo ve nadie,
deja las flores que vienen del suelo crecer
y deja las hierbas naturales medrar.

Haz de ti mismo un doble ser guardado;
y que nadie, que vea y mire, pueda
saber de ti más de lo que sabe un jardín?
un jardín mostrable y reservado,
por detrás del cual la flor nativa roza
la hierba tan pobre que ni tú la ves…

Traducción: Miguel Ángel Sepúlveda Espinoza



Poema Es Tal Vez El Último Día De Mi Vida de Fernando Pessoa



Es tal vez el último día de mi vida.
He saludado al sol levantando la mano derecha,
mas no lo he saludado diciendo adiós.
Hice la seña de que me gustaba verlo antes: nada más.

(Traducción: José Antonio Llardent)



Poema Viven En Nosotros Innúmeros de Fernando Pessoa



Viven en nosotros innúmeros;
Si pienso o siento, ignoro
Quien es que piensa o siente.
Soy tan sólo el lugar
Donde se siente o piensa.

Tengo más almas que una.
Hay más yos que yo mismo.
No obstante, existo.
Indiferente a todos.
Los hago callar: yo hablo.

Los impulsos cruzados
De cuanto siento o no siento
Disputan en quien soy.
Los ignoro. Nada dictan
A quien me sé: yo escribo.

(Traducción: José Antonio Llardent)



Poema Tu Voz Habla Amorosa de Fernando Pessoa



Tu voz habla amorosa…
Tan tierna habla que me olvido
de que es falsa su blanda prosa.
Mi corazón desentristece.

Sí, así como la música sugiere
lo que en la música no está,
mi corazón nada más quiere
que la melodía que en ti hay…

¿Amarme? ¿Quién lo creería? Habla
con la misma voz que nada dice
si eres una música que arrulla.
Yo oigo, ignoro, y soy feliz.

Ni hay felicidad falsa,
mientras dura es verdadera.
¿Qué importa lo que la verdad exalta
si soy feliz de esta manera?

Traducción: Miguel Ángel Sepúlveda Espinoza



Poema Todos Los Días Me Despierto Ahora Con Alegría Y Pena de Fernando Pessoa



Todos los días me despierto ahora con alegría y pena.
En otros tiempos me despertaba sin ninguna sensación:
despertaba.
Tengo alegría y pena por perder lo que sueño
y porque en la realidad puedo estar donde está lo que
sueño.
No sé lo que he de hacer con mis sensaciones.
No sé lo que he de ser conmigo a solas.
Quiero que ella me diga algo para despertar de nuevo.

(Traducción: José Antonio Llardent)



Poema Súbita Mano De Algún Fantasma Oculto de Fernando Pessoa



Súbita mano de algún fantasma oculto
entre los pliegues de la noche y de mi sueño
me sacude y yo despierto, y en el abandono
de la noche no diviso gesto ni bulto.

Pero un terror antiguo, que insepulto
traigo en el corazón, como de un trono
baja y se afirma mi señor y dueño
sin orden, sin meneo y sin insulto.

Y yo siento mi vida de repente
presa por una cuerda de Inconsciente
a cualquier mano nocturna que me guía.

Siento que soy nadie salvo una sombra
de un bulto que no veo y que me asombra,
y en nada existo como la tiniebla fría.

Traducción: Miguel Ángel Sepúlveda Espinoza



Poema Serena Voz Imperfecta de Fernando Pessoa



Serena voz imperfecta, elegida
para hablar a los dioses muertos?
la ventana que falta a tu palacio da
para el Puerto todos los puertos.

Chispa de la idea de una voz sonando
lirios en las manos de las princesas soñadas,
yo soy la marea de pensarte, orlando
la Ensenada todas las ensenadas.

Brumas marinas esquinas del sueño…
Ventanas dando al Tedio los charcos…
Y yo miro a mi Fin que me mira, tristón,
desde la cubierta del Barco todos los barcos…

Traducción: Miguel Ángel Sepúlveda Espinoza



Poema Pues Queréis Que Tenga… de Fernando Pessoa



Pues queréis que tenga un misticismo, bien: lo tengo.
Soy místico, pero sólo con el cuerpo.
Mi alma es sencilla y no piensa.
Mi misticismo es no querer saber.
Es vivir y no pensar que vivo.

No sé lo que la Naturaleza es: la canto.
Vivo en la cima de un otero,
en una casa encalada y solitaria,
y esto me define.



Poema Pasó La Diligencia… de Fernando Pessoa



Pasó la diligencia por el camino y fuése;
y el camino no se volvió más bello, ni siquiera más feo.
Así por esos mundos es la acción humana.
Nada quitamos y nada ponemos; pasamos y olvidamos;
y el sol siempre es puntual, todos los días.



Poema Noventa Poemas Últimos (36) de Fernando Pessoa



Rabia en la tiniebla el viento
Con un gran son de alejar.
Y no hay en mi pensamiento
Sino no poder parar.

Parece que el alma tiene
Tiniebla en la que crecer
Una locura que viene
De desear comprender.

Rabia en la tiniebla el viento
Y no se escapa por eso.
Estoy preso al pensamiento
Como el viento al aire preso.

(Traducción: Ángel Crespo)



Página siguiente »


Políticas de Privacidad